¿Tus empleados están comprometidos con tus políticas de seguridad?

La seguridad es responsabilidad de todos en el lugar de trabajo, ¿verdad? No debería ser tan difícil conseguir que el personal lo acepte y siga al pie de la letra ¿cierto?

Lograr que tu equipo de trabajo se comprometa con la seguridad es un desafío con el que muchos dueños de negocios deben lidiar, por lo que puedes sentirte cómodo sabiendo que no estás solo en esto.

Vídeo: YouTube || Señales Vimar || SSP 

Muchas veces, la implementación de políticas de seguridad se convierte en un escenario de “nosotros contra ellos”, enfrentando a la administración con los empleados y estos últimos ven a sus jefes como quienes quieren implementar ideas impracticables.

Sin embargo, no tiene que ser así. El lema “la seguridad es un asunto de todos” siempre seguirá siendo cierto, se trata de hacer que los empleados no solo vean, sino que realmente crean que implementar una cultura de seguridad es lo mejor para ellos.

Al final del día, un entorno de trabajo seguro ayuda en gran medida a determinar cuán motivado, leal y productivo es un empleado dentro de la organización en la que trabaja.

Si las iniciativas de seguridad no funcionan, ¿qué estás haciendo mal?

Hay una serie de escollos en los que se encuentran las empresas en lo que respecta a la implementación efectiva de políticas de seguridad.

Esto incluye:

  1. a) Cultura de doble discurso

Cuando se le dice a un empleado que simplemente haga su trabajo se convierte en un estribillo común entre los supervisores y gerentes cuando la presión para desempeñarse es alta.

Dicha conversación es el signo de una cultura de doble discurso, donde la administración se compromete con la seguridad en el papel, pero cuando la presión para alcanzar los objetivos de producción es alta, cae en el modus operandi predeterminado para hacer el trabajo por cualquier medio necesario dejando de lado todo tipo de señalamientos viales y de seguridad.

¿Cuántas organizaciones argumentan en sus declaraciones de política que “estamos comprometidos a crear un entorno de trabajo seguro” y aún así mantenemos horarios de trabajo que exceden en sus horas de trabajo a la semana para sus empleados?

  1. b) Los empleados están desconectados de la toma de decisiones

¿Te suena esto familiar? La compañía contrata a un experto en salud y seguridad que viene y hace una “evaluación de necesidades” de seguridad, lleva al personal a través de la capacitación y prepara un informe.

Las cosas son geniales durante las primeras semanas, pero un mes después, los trabajadores están haciendo las cosas de la misma forma que antes, con poca mejora aparente en sus actitudes hacia la seguridad.

Puede muy bien ser que la gerencia no esté al tanto de algunas realidades de producción en la fábrica, lo que dificulta el cumplimiento de las normas y procedimientos vigentes.

Cuando ocurren nuevos incidentes, la administración responde implementando, aún más reglas y regulaciones.

En estos casos, la respuesta no es favorable porque los mismos trabajadores van tomando acciones diferentes considerando que son más seguras, en lugar de implementar lo que sienten es una imposición.

Por el contrario, si se considera la voz de los colaboradores para presentar propuestas en cuanto a su seguridad, es más probable subir su compromiso.

Esto se observa no solo cuando informan los números de seguridad en tus resultados anuales, sino también en el desempeño general de tu negocio.

Y la mejor parte es que estos beneficios superan con creces toda inversión que hayas hecho para su implementación como en Señales Vimar , lo que terminas con una consciencia de seguridad en tu negocio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *