¿Qué es la hiperemia reactiva y esto cómo influye en las úlceras por presión?

Cuando una persona presenta una insuficiencia de hiperemia reactiva significa que es lo que sigue a una interrupción temporal del flujo sanguíneo.

Es decir, los tejidos ya no pueden recuperarse de los episodios de isquemia y la prevención de la úlcera de presión es probablemente la más difícil en este grupo de personas.

La falla de la hiperemia reactiva puede ocurrir en pacientes muy enfermos y moribundos en los que no hay suficiente presión arterial periférica para rellenar los lechos capilares vaciados por compresión.

Clínicamente, esto se presenta como parches blancos en áreas de presión que no cambian de color rápidamente al rojo de la hiperemia reactiva, como lo harían en una persona sana.

Por el contrario, las manchas blancas permanecen durante muchos minutos antes de regresar lentamente a un color de piel más normal con poca o ninguna hiperemia reactiva observable en una úlcera.

Otro grupo dentro de esta categoría son algunos pacientes que han sufrido daño neurológico.

Presentan úlceras por presión de forma repetida en la misma parte del cuerpo (por ejemplo, una nalga, pero nunca la otra).

Puede que no haya diferencias en la carga de presión externa, las fallas posturales o los patrones de actividad que explicarían las diferencias en la tolerancia a la presión entre las dos nalgas.

Pérdida de la sensibilidad

Esta es probablemente la causa más común de ulceración por presión.

La persona afectada no puede sentir la incomodidad y el dolor normalmente causados por la distorsión prolongada del tejido, no tiene respuestas reflejas de protección ante este tipo de estimulación y no es estimulada para hacer movimientos protectores por incomodidad o dolor.

REFERENCIAS: YouTube || Degasa || Medline Plus

Resultado de imagen para doctor treatment

El problema puede surgir de una de dos formas:

  1. a) En primer lugar, entre otras cosas, puede deberse al daño o la ruptura del sistema nervioso. Este daño puede ser:
  • Congénito (por ejemplo, espina bífida)
  • Traumático (por ejemplo, lesión espinal)
  • Un proceso de enfermedad (por ejemplo, neuropatía periférica secundaria a diabetes)
  • Causas yatrogénicas (por ejemplo, anestesia raquídea y bloqueo nervioso local)

Curiosamente, cuando la lesión espinal ocurre en un nivel más alto y causa cuadriplejia, la persona afectada tiene menos riesgo de úlceras por presión que un parapléjico.

Esto es probablemente porque en el cuadripléjico, los reflejos de la parte inferior de la columna se ven menos afectados y las respuestas de protección refleja contra el daño por presión permanecen intactas.

  1. b) En segundo lugar, el sistema nervioso central puede verse afectado.

Esto puede deberse a inconsciencia o daño cerebral. Este último se manifiesta en algunos pacientes que han sufrido lesiones en la cabeza, enfermedades cerebrales como la enfermedad de Alzheimer o que han recibido tratamiento a largo plazo para enfermedades psiquiátricas como la depresión o la esquizofrenia.

Entra a Degasa 

Resultado de imagen para doctor treatment

Aunque aparentemente existe una sensación, circulación y movilidad adecuadas para prevenir las úlceras por presión, el cerebro parece suprimir los reflejos protectores y no tiene en cuenta las advertencias sensoriales de la isquemia tisular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *