La resonancia magnética y la resonancia magnética nuclear, ¿dónde se usa más cada una?

 

Grandes herramientas y máquinas han surgido con la tecnología y avances científicos que han ayudado a la humanidad en diferentes terrenos.

Uno de ellos ha sido el uso de la resonancia magnética (RM) que ha ayudado a sectores como la medicina y a la salud del ser humano en general.

Fuente: www.swisslab.com.mx

Su base fundamental es apoyarse de la gran cantidad de agua que contiene el cuerpo humano para generar ondas electromagnéticas que provienen de las moléculas de agua.

Debido a que diferentes lugares en el cuerpo contienen diferentes cantidades de agua, la resonancia magnética detecta los campos electromagnéticos de los átomos en las moléculas de agua y lo utiliza para determinar las diferencias en la densidad y la forma de los tejidos en todo el cuerpo.

Resultado de imagen para resonancia magnetica

¿Dónde más es útil este efecto?

Esta misma técnica se utiliza gracias a que se tiene el mismo efecto físico en la espectroscopía de resonancia magnética nuclear (RMN), en la que la identidad de un compuesto desconocido (como un posible nuevo fármaco) puede identificarse por las propiedades resonantes (la agitación de los protones) de los átomos que lo componen.

La espectroscopía de RMN se desarrolló originalmente para ayudar a los químicos que habían creado compuestos extraños que no podían identificar.

En la técnica, una muestra desconocida se coloca en un campo magnético estático, se excita brevemente con fotones de radiofrecuencia (luz), y luego se le permite volver a emitir esos fotones.

Fuente: astrojem.com

La RMN funciona porque la frecuencia característica de los fotones reemitidos varía muy ligeramente según la estructura de la molécula.

Un protón por sí solo puede absorber y reemitir fotones de 900 MHz, pero cuando se acerca a otras cargas (como en una gran cadena de hidrocarburos), el campo magnético a su alrededor se tuerce y distorsiona, por lo que su frecuencia de resonancia puede cambiar a algo así como 906 MHz.

Esto significa que la RMN puede usarse para generar “espectros” correspondientes a la cantidad de resonancia a varias frecuencias, que a tu vez revela detalles de la estructura de las moléculas.

Entonces, si un químico observa el espectro de RMN de una muestra desconocida y ve un pico enorme cerca de 906 MHz, entonces sabe que la muestra probablemente tenga al menos una cadena de hidrocarburos en algún lugar.

La principal diferencia entre la espectroscopía de RMN y las imágenes de RM es que la RMN genera información (un espectro de luz correspondiente a la estructura química) basada en la frecuencia de la radiación emitida (que está relacionada con la velocidad de los protones que se mueven).

Fuente: www.ecured.cu

En cambio, la resonancia magnética genera información (imágenes del cuerpo) utilizando la intensidad de la radiación (la cantidad de fotones reemitidos) que llegan desde diversas partes del cuerpo.

Resultado de imagen para resonancia magnetica

Los protones en estructuras densas o sólidas tienden a ser más o menos propensos a la desalineación cuando las ondas de radio disruptivas se aplican al tejido del cuerpo, lo que resulta en un menor número de fotones reemitidos provenientes de esa región y, por lo tanto, un área más oscura en la imagen resultante.

Fuente: concepto.de

Es así como los doctores pueden detectar alguna anomalía o diferencia en nuestros órganos internos sin necesidad de una intervención quirúrgica y así, tomar las mejores decisiones para un mejor diagnóstico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *