Las 3 formas de disfrutar los tours en un crucero

Una de las mejores cosas de un crucero es la oportunidad de explorar nuevos destinos y experimentar nuevas aventuras. Hay muchas formas de recorrer las paradas y ver lo que cada destino tiene para ofrecer.

Pero vayamos un poco más despacio.

Este tipo de viajes suelen tener sus pros y contras en sus reservaciones al igual que en los tours que llegan a ofrecer las diversas compañías de cruceros.

{Para saber mucho más de este tema te recomendamos entrar a Viaja Compara }

Con lo primero que te toparás es el llegar al puerto a zarpar. No todos vivimos cerca de uno, así que hay que considerar el llegar a tiempo para salir con el barco y no quedarnos atrás.

Vale la pena entonces buscar estar a tiempo y para ello te aconsejo llegar con un día de antelación por lo que si puedes viajar en coche o conseguir vuelos baratos para acercarte al puerto qué mejor.

Ahora bien, veamos lo siguiente…

Las compañías de cruceros ofrecen una variedad de actividades en cada destino, pero pueden llenarse rápidamente y pueden ser más costosas que otras opciones.

{Fuentes: Viaja Compara y Sopitas  }

Puedes reservar estas excursiones antes del viaje y, a veces puedes reservar los tours una vez que abordes el barco.

Los tours patrocinados por una compañía de cruceros nunca te abandonarán a ti ni a tu grupo, por lo que esta opción es la apuesta más segura.

Ahora bien, vale la pena esta opción cuando desconoces el idioma o prefieras la tranquilidad de que no te dejará el barco.

Recuerda que cada parada o tour que se realice tiene un tiempo ya que el barco a determinada hora zarpará y creéme, será muy difícil que te espere.

A veces lo mejor es ir con el grupo ya que el guía lleva perfecta cuenta del tiempo y distancias, así como las opciones más importantes a visitar.

Es por ello que esta primera opción es la más popular y no por ello la más económica.

También puedes reservar tours a través de socios de compañías de cruceros de confianza o compañías de viajes.

Reservar con compañías de terceros es una excelente manera de formar parte de un grupo más pequeño, de salir del camino trillado y de tener una experiencia más diversa con las actividades.

Por lo general, puedes reservar visitas de terceros en línea a través de un sitio confiable o si eres más aventurero, puedes encontrar un recorrido en el puerto de visita.

Vídeos: YouTube

Aquí mucho dependerá de la seriedad de la compañía con la que trates ya que todo puede pasar.

Así que entre más información sobre los servicios que presta y sus recomendaciones, mejor para tu tranquilidad y para tu bolsillo.

Ahora que si eres de las personas que detesta las aglomeraciones, el que te digan qué hacer y a dónde ir o, tienes intereses diferentes, entonces tienes la opción de ser tu propio guía.

Puede ser que el itinerario de un lugar no se ajuste a lo que tu deseas hacer o conocer y prefieres mejor ir por tu cuenta.

Algunos viajeros disfrutan alquilar un auto por el día, cenar y comprar en el barco o salir a experimentar experiencias locales.

Si eres de este grupo solo ten presente una cosa… el tiempo…

¡Si sales solo, es mejor que fijes un reloj para regresar al barco a tiempo!

Fuera de eso… puedes hacer e ir a dónde gustes contando siempre con la documentación necesaria 🙂

 

Cómo los espacios de gestión en las escuelas conducen al éxito estudiantil y comunitario

En caso de que aún no esté familiarizado con lo que es un Makerspace, se puede definir como un espacio de trabajo colaborativo en una escuela, biblioteca o facultad independiente para retocar, crear, aprender, explorar y compartir en donde se utilizan herramientas que van desde usar las herramientas tradicionales hasta herramientas de alta tecnología.

Con el auge de la impresión en 3D y el Movimiento Maker, los Makerspaces están comenzando a captar la atención de los entusiastas de las artes gráficas en todo el mundo.

Sin embargo, todavía hay un área donde los Makerspaces aún tienen que ganar tracción ubicua (aunque se espera que lo hagan): las escuelas.

Dada su naturaleza experimental e innovadora, Makerspaces en las escuelas presenta una oportunidad para que los profesores “inyecten nueva vida a su oficio” pasando de los pupitres a un aula de construcción total.

Veamos cuatro formas diferentes en que Makerspaces ayuda a las escuelas y a las comunidades a tener más éxito:

1) El fracaso es una opción

Primero, el aprendizaje de Makerspace deja en claro a los estudiantes que el fracaso a través de la experimentación es totalmente aceptable, incluso deseable en algunos casos.

La razón de esto es que “el fracaso es un hito necesario en el proceso de aprendizaje”.

Después de todo, si Thomas Edison hubiera tenido miedo al fracaso, tal vez todos estaríamos sentados en la oscuridad.

Para él, el fracaso no fue un fracaso. En cambio, cada falla fue un paso más cercano a la solución. La filosofía detrás de Makerspaces y el Movimiento Maker es muy similar al enfoque de Edison.

2) El aprendizaje de Makerspace hace que jugar sea una habilidad evaluable y mensurable

En segundo lugar, aunque jugar es una experiencia de aprendizaje valiosa para cualquier persona, puede ser un desafío para los educadores obtener fondos porque no necesariamente se vincula directamente con las tareas en las que los estudiantes trabajan en las clases.

Makerspaces y Making son una forma en que los educadores pueden cerrar esta brecha.

Las lecciones basadas en proyectos proporcionan una forma medible para que los profesores evalúen la calidad y la progresión del trabajo del alumno.

En un Makerspace basado en proyectos, cada proyecto tiene un objetivo definido que se logra en diferentes niveles de calidad.

Los estudiantes siempre han sido animados a ser creativos, la diferencia es que ahora podemos evaluar esa creatividad de manera más objetiva a través del aprendizaje del Makerspace y la pedagogía de aprendizaje basada en proyectos.

3) Hacer es divertido y motiva a los estudiantes a aprender

En tercer lugar, estudios recientes han demostrado que la columna vertebral de aprendizaje basada en proyectos de Makerspaces en las escuelas motiva a los estudiantes a aprender, que generalmente son un desafío para conectarse.

El aprendizaje de Makerspace inspira a la curiosidad y creatividad en los estudiantes, lo que los lleva a experimentar, innovar y en última instancia, a aprender un poco.

El aprendizaje de Makerspace en las escuelas es algo nuevo que atrae por igual a los estudiantes de todos los niveles de rendimiento académico, ya que los proyectos de Makerspace tienen la capacidad de ayudar a los estudiantes con dificultades a ver el valor de su trabajo en el aula.

4) Las habilidades aprendidas a través del aprendizaje de Makerspace se extienden al mundo real

El aprendizaje de Makerspace se trata de completar proyectos que resuelven problemas del mundo real.

A menudo, se les pide a los estudiantes que creen cosas del mundo real, como cañones de PVC propulsados con gran fuerza, figuras de Minecraft hechas a mano o incluso periscopios de cartón.

La idea es que a través del proceso de Making, los estudiantes vean el valor en su trabajo y comiencen a usar sus habilidades creativas fuera del Makerspace para afectar el cambio en el mundo real.

 

La esquina.

Estaba en la esquina del laboratorio con el cartel gigante donde decía  la promoción en la mastografía, ese punto en específico era muy extraño pareciera que era el ojo de huracán de energía.

K ya lo sabía, lo había descubierto de una forma muy desagradable y no pensaba volver a “descubrir” algo que ya había visto pero procuraba tener mucho cuidado esa cosa y ella era como un imán atrayéndose a su propia destrucción.

Aguantaba las presencias pero no servía de mucho al final siempre le ganaban y cuando eso sucedía era por el poder que tenía. K sabía que no era rival todavía y eso le frustraba muchísimo era como si fuera una más del montón que muy en el interior si quería serlo pero empezaba a aceptar que no lo era.

“D” por su parte no quería saber mucho pero podía verlo, era aún más preocupante un ciego con ojos sobrenaturales, por lo mismo procuraba no estar muy cerca de K. Ella lo sabía y le dolía un poco la situación pero tampoco tenía planeado hacer un berrinche por eso, lo único que esperaba es que él fuera feliz.

La relación de K y D era muy complicada, se había dificultado desde hace un tiempo y nadie hacía el esfuerzo, lo dejaron de hacer y cayeron en algo muy parecido al olvido, fue muy triste.

[Vídeo:YouTube || Información desde: OLAB y Cultura Colectiva  ]

Cada quien se fue por su lado pero estaban unidos, eso no era una decisión, eventualmente regresaban a ellos para bien o para mal. La negación, frustración y distancia reaccionaban cuando estaban ambos, las heridas todavía dolían, pretendían estar sanando pero para hacerlo se debe tratar la herida y verla a los ojos.

K veía más allá y D podía escuchar más allá de lo que nosotros sabíamos. No solo era intuición, al contrario era un equipo pero por cómo estaban las cosas era muy probable que solamente ellos se quedaran en una historia.

K había tratado de encontrarlo varias veces pero D no quería y era muy bueno escondiéndose, era un juego de gato al ratón que estaban jugando sin querer pero lo que no sabían es que no era tiempo de escapar, algo iba a pasar pero no lo sabían y necesitaban estar juntos más por supervivencia que por gusto.

Que hay un punto donde esa línea ya no cuenta.

K Y D se vieron, a unos metros muy cerca del huracán de cosas raras en esa esquina en específico pero prefirieron evitarse con un poco de dolor y precaución no estaban seguros de sí saldrían heridos otra vez y preferían no averiguarlo.

No hablaron, por un momento parecieron gatos limitándose a verse a los ojos y dejar un perímetro amplio para poder caminar sin acercarse a la persona ni al huracán.

Luego D se alejó caminando dándose el lujo de voltear a ver su caminar, K por su parte caminó aún más rápido evitando voltear hacia atrás no quería más contacto visual, no quería que le recordaran esa parte de su vida.